Esta semana nos desplazamos a Ponteareas pero en esta ocasión sólo fuimos 17 caimanes en representación del equipo. Se debió a que algunos se desplazaron a Andorra a ver la Copa del Mundo y a que el tiempo no presagiaba nada bueno, aunque al final no hizo mucho calor pero tampoco llovió.

El circuito era chulo y tenía algunas dificultades que habíamos visto pocas veces, con una buena salida y dos largas rectas para que los corredores se pudieran ir distanciando y no tener problemas en las primeras curvas.

Y por la tarde nos fuimos a la playa fluvial por lo que pudimos disfrutar un día completo.

Durante la carrera hubo algún incidente como caídas, la más aparatosa fue la de Lara, o salidas de cadena, pero todo se quedó en pequeños sustos.

En cuanto a los podios, esta vez sólo se subió María al podio, eso si,  a lo más alto del cajón.

Aquí os dejamos las fotos de la mañana.