Esta mañana de domingo hemos tenido nuestra tercera marcha de primavera, y como viene siendo habitual, con gran afluencia de ciclistas, betanceiros y no betanceiros, que se lo pasaron de maravilla sobre sus bicicletas.

Tuvimos algunos pequeños percances, aunque el más grave fue el de nuestro pequeño Jordi, que sufrió un buen golpe en su rodilla, del cual deseamos que se recupere lo más pronto posible.

¡Ánimo Jordi! ¡Queremos verte muy pronto en los entrenamientos!

Como viene siendo habitual os dejamos unas fotos, y esta vez, también un pequeño vídeo. Por cierto, la semana próxima es la última "marcha". Esperamos que os animéis de nuevo a participar en la misma.